Numeración 900: Mejora la atención al cliente de tu empresa

Si buscas mejorar la atención al cliente en tu empresa, una excelente opción es optar por una línea de numeración 900. Estos números inteligentes facilitan las llamadas de clientes y ofrecen múltiples beneficios. A continuación, te explicamos qué es la numeración inteligente, las características de los números 900 y cómo gestionar las llamadas con una centralita.

¿Qué es la numeración inteligente?

La numeración inteligente se refiere a números de teléfono diseñados específicamente para recibir llamadas. No están vinculados a una ubicación física ni a una línea telefónica específica, sino que las llamadas se dirigen a varios números de destino. 

Estos números son «inteligentes» porque pueden tener configuraciones diferentes a un número de teléfono tradicional, como horarios de funcionamiento o redirección de llamadas a diferentes líneas.

Características de los números 900

Llamadas a cobro revertido: Los números 900 y 800 se caracterizan porque la llamada no la paga el receptor, sino que la empresa que contrata la línea asume el coste. Esto facilita que clientes actuales y potenciales se comuniquen con la empresa.

Instalación y coste: No se requiere una gran instalación para implementar una línea 900, y el pago se realiza en función del uso de la línea.

Obligatoriedad para ciertos sectores: La numeración 900 es obligatoria para empresas de sectores básicos, como suministro de electricidad, gas, agua, servicios financieros, aseguradoras, empresas de transportes, protección de la salud, saneamiento y recogida de residuos, entre otros.

Imagen de calidad: Tener una numeración 900 transmite una imagen de calidad a los clientes, ya que anteriormente solo las grandes empresas ofrecían este servicio.

No vinculación geográfica: A diferencia de los prefijos convencionales, la numeración 900 no está vinculada geográficamente a ninguna localización ni provincia. Esto puede ser tanto una ventaja como un inconveniente, dependiendo del objetivo de la empresa.

Capacidad ilimitada de llamadas entrantes: La numeración 900 no tiene limitación en cuanto al número de llamadas entrantes, pero es importante considerar cuántas personas pueden atender las llamadas y si se requieren locuciones de espera.

Gestión de llamadas con una centralita

Para gestionar eficientemente las llamadas que entran a través de una línea 900, es conveniente contar con una centralita que permite configurar y administrar las llamadas. Una centralita virtual alojada en servidores permite gestionar las llamadas a través de una conexión a Internet.

En conclusión, la numeración 900 es una herramienta valiosa para mejorar la atención al cliente en tu empresa. Estos números inteligentes ofrecen múltiples beneficios, como llamadas a cobro revertido, facilidad de instalación y capacidad ilimitada de llamadas entrantes. Para una gestión eficiente, contar con una centralita virtual es clave.